Europa,  Polonia

Lugares imprescindibles que ver en Polonia

Si estás pensado visitar este bello país del Este de Europa… ¡estás de suerte! Te descubrimos los lugares imprescindibles que ver en Polonia y unas cuantas recomendaciones viajeras!

Desde pueblos medievales hasta montañas esquiables, pasando por la historia más trágica de la II Guerra Mundial. Polonia es un país de contrastes de norte a sur que no te debes perder. Recomendamos realizar el recorrido en coche, tiene una buena conexión de carreteras y en una semana puedes visitar los lugares más icónicos y con más atractivo.

Recomendaciones de viaje

💰 Moneda 

A pesar de formar parte de la Unión Europea, Polonia mantiene su propia moneda llamada Zloty (PLN). 1 EURO equivale a aproximadamente 4,5 PLN

🗣️ Idioma

El idioma oficial es el Polaco, aunque si no lo hablas no te preocupes. No tendrás problema para entenderte en Inglés en los lugares más turísticos.

🏥 Seguro Médico

Como miembro de la UE, está incluido en la cobertura de la Tarjeta Sanitaria Europea, la cual cubre los gastos médicos para viajes temporales. Más información sobre cómo conseguir y cómo beneficiarte de esta tarjeta aquí.

Varsovia

Como capital del país, Varsovia es uno de los lugares imprescindibles que tienes que ver en Polonia. Muchos estilos arquitectónicos se mezclan esta bella ciudad. Desde los edificios medievales de estilo gótico y barroco hasta los edificios más recientes de estilo soviético. Todo muy relacionado con la historia reciente de esta ciudad, marcada por la II Guerra Mundial. 

En el corazón de la ciudad, en el barrio antiguo, encontramos la Plaza del Castillo. Esta gran plaza se llena de vida y colores sobre todo en verano cuando sacan sus terrazas al sol. Recibe este nombre ya que alberga entre otros muchos edificios, el antiguo Castillo Real de Varsovia. Aquí vivieron los monarcas polacos hasta casi 1800 y actualmente se conserva como museo.

En el medio de la plaza se alza una estatua de Segismundo III Vasa en lo alto de una columna. Gracias a este monarca, se cambió la capitanía del país desde Cracovia hasta Varsovia. 

palacio cultura ciencia varsovia
Palacio de la Cultura y la Ciencia

Otra plaza imprescindible del barrio antiguo es la Plaza del Mercado, completamente reformada en estilo medieval. Su famosa Sirena de Varsovia, simbolo de la ciudad vigila y cuida todos los ricones de la ciudad.

Sieguiendo con la Ruta de la Realeza, no podemos saltarnos el inmenso Parque Łazienki, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A parte de sus bonitos palacios, cuenta con una escultura del músico Chopin y un majestuoso jardín botánico.

No puede faltar en la visita por Varsovia, el Palacio de la Cultura y la Ciencia. Un imponente edificio de estilo soviético regalo de la URSS que se considera el más alto del país.

Cracovia

Como antigua capital del país durante 500 años, Cracovia conserva la esencia de la historia polaca. A nosotros nos gustó mucho más que Varsovia, y recomedaríamos un par de días para verla en condiciones. Además, muchos lugares imprescindibles que ver en Polonia que te mostramos más adelante están a la distancia perfecta para hacer visita de un día de ida y vuelta, por lo que Cracovia es un buen sitio para alojarse y usarlo de campamento base!

cracovia plaza mercado
Basílica de Santa María y Torre del Ayuntamiento

La Plaza del Mercado es sin duda el corazón de esta ciudad, llena de vida y color. En la enorme plaza medieval, se encuentra la Lonja de Paños, donde puedes comprar desde comida típica hasta souvenirs, eso si, a precios poco económicos. Entre los coloridos edificios que forman la plaza, destacan la Basílica de Santa María con sus características torres y la Torre del antiguo Ayuntamiento.

Al otro lado del río, se encuentra el distrito de Podgorze, donde se desterró a los judíos formando guetos durante la II Guerra Mundial. Se conservan edificios y fachadas que recuerdan este triste capítulo de la ciudad. Además en este barrio se encuentra la Fábrica de Oskar Schindler, gracias a la cual, muchos polacos se libraron de los campos de concentración.

Campo de concentración de Auswitch

Tristemente conocido por ser el campo de exterminio nazi más grande de la Segunda Guerra Mundial. Es una visita imprescindible aunque dura y amarga a la vez. Sin embargo, forma parte de la historia, y conocerla, ayudará a que no se vuelva a repetir, esa es la intención que tienen cuando nos invitan a conocer las atrocidades que allí ocurrieron.

austwich

La visita es gratuita si la realizas por tu cuenta. Nosotros recomendamos hacer el recorrido con un guía aunque tengáis que pagar, ya que os aportará interesantes datos históricos. Existe guía en español aunque conviene reservarlo con tiempo. Te contamos como hacer la visita en nuestro post.

Pasear por estos campos impresiona y en muchas zonas se te encoge el corazón. Hay muestras de la cantidad de zapatos que fueron encontrados, de las maletas que se perdieron o de la cantidad de pelo que llegó a ser cortado. Unas cifras que ponen los pelos de punta. También es posible ver los barracones donde dormían hacinados o incluso las afueras de la cámara de gas, así como las famosas vías del tren y la puerta por donde entraban los prisioneros sin saber realmente donde estaban siendo llevados.

Minas de sal de Wieliczka

A 20 minutos del centro de Cracovia se encuentra este tesoro bajo tierra, uno de los lugares imprescindibles que no puedes dejar de ver en Polonia.

Todo empezó en el siglo XIII cuando descubrieron la explotación de Sal Gema en esta zona de Cracovia. Durante el tiempo que estuvieron extrayendo la sal, fueron construyendo dentro de la mina variedad de salas entre las que se encuentran una capilla, iglesia, y multitud de estatuas perfectamente talladas en sal.

mina de sal polonia
esculturas talladas en sal dentro de la mina

Para el recorrido necesitarás ropa algo abrigada para aguantar los 17ºC y sobre todo calzado cómodo ya que tendrás que superar unos 800 escalones. La duración es de algo más de 2 horas, siempre acompañados por un guía y la distancia es de aproximadamente 3 kilómetros y medio. Puedes comprar tu entrada con antelación en su página web.

La mayoría de los espacios son amplios aunque algunos tramos son algo más estrechos. Si tienes claustrofobia debes pensarlo bien, ya que puede que no estés muy agusto allí. Nosotros no nos agobiamos mucho y el aire que se respira no da sensación de cerrado ni de que te encuentras a 130 metros bajo tierra!

Toda la información para poder visitar las Minas de Sal de forma segura aquí.

Gdansk

Esta ciudad al Norte de Polonia, es uno de los lugares imprescindibles que tienes que ver y patear a fondo. Fue uno de los puertos marítimos más importantes de la zona, y aún sigue siendo una importante línea de comercio polaca por su conexión por el Mar Báltico.

Merece la pena llegar hasta aquí para pasear por sus calles, donde las casas de colores diversos están perfectamente cuidadas haciéndote disfrutar de un agradable paseo. Puedes continuar tu paseo por el puerto, donde observarás el faro, el Westerplatte, monumento en honor a la II Guerra Mundial, o los muelles peatonales que te adentran en el mar.

fuente neptuno

No te debes perder la Basílica de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María que sobresale imponente con su color rojizo por encima del resto de edificios de la ciudad. Puedes subir a su torre de 400 peldaños o visitar el bello órgano de su interior.

Como monumentos significativos de la ciudad encontramos Katania, la Puerta Verde del siglo XVI, la Fuente de Neptuno o el Puente del Pan entre otros muchos!

Poznan

Como en la mayoría de las ciudades polacas, el corazón de la ciudad y su vida social se encuentra en la Plaza del Mercado. Esta plaza nos gustó especialmente, como se puede ver en la imagen, por su gran colorido y simetría de los edificios. En ella aparecen varias estatuas dedicadas a dioses griegos.

La plaza acoge el impresionante edificio del Ayuntamiento de Poznan de estilo renacentista. Intenta estar allí a las 12 del mediodía y verás con las campanadas como se mueven los cabritos que se encuentran en el reloj!

Siguiendo el recorrido de lugares bonitos, no puedes dejar de ver el Castillo Imperial, la filarmónica o la Catedral y Basílica de San Pedro y San Pablo.

poznan plaza polonia

Breslavia

Esta preciosa ciudad del oeste de Polonia, es otra de las que se merecen un gran paseo. Cuidado todo al detalle, llegarás hasta la Plaza del Mercado, de gran animación y dimensiones.

También llamada Rynek, es una de las plazas de comercio medievales más grandes de Polonia. De estructura rectangular, es completamente peatonal y está llena de bares y restaurantes. Aquí se erige el maravilloso Ayuntamiento de Breslavia, de estilo gótico.

De estilo gótico, también encontramos la Catedral de Breslavia, destruida casi al completo durante la Segunda Guerra mundial, aunque se encuentra fielmente reconstruida.

Continúa tu paseo para ver la Torre del agua y el Reloj Klukowy (te recordará al reloj astronómico de Praga) en la Iglesia de Santa Barabara.

Súper tip! 💡 ¿Quieres cenar en un sitio original? No te pierdas el Pub Motyla Noga, antigua cárcel medieval reconvertida en pub. Podrás disfrutar de ricas hamburguesas así como de gran varierdad de cervezas artesanales en su histórica terraza.

Zakopane

Si deseas naturaleza, Polonia tiene mucho que ofrecerte. Esta región al sur del país está llena de rutas de montaña y lagos navegables. Se sitúa a los pies de Los Montes Tatra que hacen de frontera con Eslovaquia y pertenecen a la Cordillera de los Cárpatos.

Según la estación del año en la que la visites, encontrarás Zakopane completamente nevada o intensamente verde. En invierno, es la zona reina de los deportes de ski y en verano, se presta a maravillosas rutas entre lagos cristalinos y verdes llanuras.

Recomendamos la excursion a Morskie Oko, un lago precioso de color verde turquesa al que podréis llegar sin desamsiada dificultad. Si preferís algo más tranquilo, se puede alquilar un paseo en barca que te lleva por el río Dunajec y te va mostrando los diferentes paisajes así como una gran cantidad de aves que habitan en el lugar.

zacopane

Castillo de Malbork

A menos de una hora en coche de Gdansk se encuentra el impresionante Castillo de Malbork. Esta fortaleza militar de estilo Gótico fue construida por la orden Teutónica durante su ocupación de la región de Pomerania a principios de 1300.

Es el castillo gótico más grande de toda Europa, por lo que mínimo tendrás que reservarle una mañana o incluso el día entero si incluimos los desplazamientos. No te preocupes por comer, ya que dentro del castillo dispones de restaurantes para recuperar fuerzas.

La visita está disponible con audioguía en español que viene incluida en el precio de la entrada por algo más de 4 euros. Puedes comprar tu entrada online aquí. Si coincide tu visita con un lunes ¡te saldrá la entrada gratis!

¡Esperamos que os haya sido útil!

Hasta aquí los mejores lugares imprescindibles que ver en una ruta por Polonia. ¡Hasta el próximo viaje!

No te olvides de seguirnos en nuestras

redes sociales Facebook e Instagram!

Si necesitas más información puedes escribirnos un comentario o un correo electrónico a viajaneando@gmail.com y te ayudaremos encantados!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *